miércoles, 25 de noviembre de 2009

NOVIEMBRE EN LA CASONA

5TO FESTIVAL DE CORTOMETRAJES DE BARQUISIMETO

BRUNI ACEPTA TRABAJAR CON ALLEN

EFE. PARIS FRANCIA
La primera dama francesa, cantante y ex modelo, Carla Bruni-Sarkozy, ha confirmado que aceptó la oferta del cineasta estadounidense Woody Allen para trabajar en su próxima película.

“Me propuso rodar para su próximo filme” y “le he dicho sí”, confesó la esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en declaraciones efectuadas la pasada noche a la televisión Canal+. Aunque no sabe qué papel le tocará ni si será “totalmente mala” para la gran pantalla, Carla Bruni tenía muy claro que no podía dejar pasar algo así.
“No puedo perder una ocasión como esta. Cuando sea abuela, me gustará haber hecho una película con Woody Allen”, afirmó. Con sus declaraciones, la primera dama confirma lo que se venía diciendo desde hace meses, concretamente desde el pasado mes de junio, cuando el director estadounidense aseguró en París que a ella podría darle “cualquier papel”.

martes, 24 de noviembre de 2009

A TODO SANTO LE LLEGA SU DÍA (2009) CORTOMETRAJE 15"























Director: David Lucio

Guion: David Lucio

Sinopsis: Una trinidad de asesinos con pasados eclesiásticos es contratada por la iglesia católica para eliminar a cualquiera que amenace con ensuciar su imagen. "A Todo Santo le Llega su Día" es una B-Movie latina que busca ser fiel a su género con mucha sangre, humor negro y personajes poco tradicionales que incluyen a un cura samurai, un cura militar, una novicia cirujana y un perro monaguillo.


TWILIGHT LOGRA RÉCORD EN TAQUILLA

REUTERS. LOS ÁNGELES, EU
La segunda parte de la saga Twilight se convirtió en el tercer estreno con mayor recaudación de todos los tiempos en los cines de América del Norte, con millones de jóvenes seducidos por el triángulo amoroso entre una adolescente, un vampiro y un hombre lobo. The Twilight Saga: New Moon obtuvo ingresos estimados en 140.7 millones de dólares durante sus tres primeros días de exhibición en Estados Unidos y Canadá, informó su distribuidor Summit Entertainment, superando las expectativas.
La película romántica de vampiros va encaminada a superar la ganancia de 193 millones de dólares de su predecesora, Twilight, que llegó a las salas hace exactamente un año. New Moon también fijó un récord de día de estreno de 72.7 millones de dólares, superando la cifra de 67.2 millones de dólares de Batman - The Dark Knight. Esa ganancia fue reforzada por ventas récord de las funciones de medianoche, que aportaron 26.3 millones de dólares.

SANGRE ES SANGRE (2008) CORTOMETRAJE 20"
























Director: David lucio

Productora: 21p

Sinopsis:

Un billete de 20 dólares va pasando de mano en mano por varios personajes que, sin saberlo, están llevando a cabo un paso hacia adelante en una cadena de eventos que desencadenarán en un trágico e inesperado desenlace. Cada personaje cuenta una historia y presenta una necesidad diferente creando contrastes sociales y culturales.

21p presenta un cortometraje con una historia tan humana como la sangre y una temática que redefinirá el concepto del “destino”.

HUMO (2007) CORTOMETRAJE 19:50"























Director: David lucio

Sinopsis:

El crimen perfecto existe cuando alguien solo mueve las fichas pero no intercede. Es como fumar, el que mata es el humo, no el cigarrillo ni quien lo fuma. Esta realidad hilara la vida de 4 personajes que se imaginan todo menos ser meros peones de un juego ya predestinado. Lo único que quedara por descubrir es quien es el humo.


DAVID LUCIO

Joven director graduado con honores de la Universidad Full Sail en Orlando, Florida. Galardonado con reconocimientos en fotografía, dirección e iluminación entre otros. Ha tomado diplomados de Dirección de Actores y Dramatúrgia en la Escuela de Cine Black María en Bogotá, Colombia. Ha dirigido proyectos en varios países, incluyendo Colombia, Panamá y los Estados Unidos.

Ha dirigido cortometrajes premiados internacionalmente, incluyendo: The Office, Humo, Sangre es Sangre y Lucero. En el 2007 creo oficialmente su productora independiente 21p en la ciudad de Panamá.

FILMOGRAFIA

Cortometrajes estrenados:

2003 “The Bet” - Panamá, Panamá

2005 “Coffee” - Florida, USA

2006 “The Office” - Florida, USA

2006 “The Mob: Family Tradition” - Florida, USA

2007 “Humo” - Panamá/Colombia

2008 “Sangre es Sangre” – Panamá

2009 “A Todo Santo Le Llega su Día” – Colombia/Panamá

2009 “Lucero” – ***Pre-producción

domingo, 15 de noviembre de 2009

MICHEL GONDRY EN EL OTRO ENFOQUE DE CINEPOLIS






















Este viernes 20, El Otro Enfoque de Cinepolis presenta LA CIENCIA DEL SUEÑO de Michel Gondry... (Eterno Resplandor en una Mente sin Recuerdos, Be Kind Rewind, etc)... Con Gael Garcia, Charlotte Gainsbourg, Miou Miou (francia). La Ciencia del Sueño es una parábola de una realidad insoportable y sin remedio que algunos prefieren recorrer con el sonambulismo de unos ojos cerrados a la adultez y abiertos a una inocencia inmarcesible. Espiritu romántico y amor a la belleza son elementos indispensables para disfrutarla.

FIRMAN CONVENIO ASOCINE Y CDS

El viernes 13 de noviembre a las 10:30 am se firmó el convenio de cooperación entre la Asociación Cinematográfica de Panamá (ASOCINE) y la Ciudad del Saber (CDS) para la puesta en marcha de talleres de capacitación dentro de la industria audiovisual. ASOCINE cuenta a su vez con un convenio con la Fundación para la Investigación Audiovisual (FIA) de la Universidad Melendez Pelayo de Valencia, el cual augura buenas noticias para la formación de la industria. El convenio fue firmado por Luis Pacheco, Presidente de ASOCINE y Jorge Arosemena, Director Ejecutivo de Ciudad del Saber.

BASTARDOS SIN GLORIA (RESEÑA)

Por: Raúl Altamar

A casi 20 años de su primera propuesta cinematográfica, Quentin Tarantino se ha convertido en un genio del cine para las generaciones post 1990 (como Kubrik o Scorcese lo fueron para anteriores), un hecho que le ha dado un mass appeal que se extiende más allá del particular gusto de los cinéfilos expertos. Por esa razón, con el cine lleno un miércoles a medio precio, una vez pasada la secuencia inicial del nuevo filme del irreverente director gringo, el chico a mi lado exclama: “¡Tarantino, papá!”, como si fuera un jugador de futbol brasileño que acaba de meter un gol en un campeonato internacional.

La pasada exclamación es repetida varias veces durante la película por mi inmamable vecino de butaca, coincidentemente cada vez que hay una balacera o un acto de violencia durante la cinta. Sí, Tarantino es reconocido por traer de nuevo al cine la ultraviolencia, y por hacerlo de una manera creativa y sofisticada; y sí, Inglorious Basterds tiene mucha violencia aplicada de una manera divertida y poco común. Pero las sutilezas que en mi opinión hacen grande a este director, y que bien lo demuestra en su última película, eluden por completo al idiota que mencioné, que al terminar la cinta le dijo a sus compañeros: “Man, esta película me ha dejado con ganas de disparar un gun! Vamos a jugar paintball el fin de semana, ahí…”.

Esperé con anticipación el estreno de esta película. La premisa de la historia –judíos que matan nazis para darles miedo durante la Segunda Guerra Mundial- ya de por sí fue suficiente para engancharme. En el pasado festival de Cannes, donde se estrenó Basterds, el filme fue detonado por los críticos y expertos, diciendo cosas como “Tarantino perdió su mojo” o “Los diálogos son tontos y las actuaciones acartonadas” o “Su creatividad va en descenso”, cosas que tomé a la ligera tratando de no dañar mis expectativas. Después de haber visto la película dos veces en el cine, algo que sólo hago cuando de verdad me gusta la vaina, me doy cuenta que mi opinión difiere de estos críticos que admiro y leo frecuentemente, razón por la cual hago esta breve reseña.

Tarantino es un auteur, una persona que escribe y dirige sus propias historias. Artistas como el, en sus primeras obras, establecen su estilo y voz propia, después juegan un poco con su potencial y lo que pueden hacer, y pasado un tiempo y algunas experimentaciones, llegan a un balance propio de la madurez profesional y personal. Creo que Basterds representa lo último para el director: es un esfuerzo meticuloso, bien pensado, el cual muestra todas las cualidades que uno espera de una película de Tarantino, pero con una sutileza que plasma su crecimiento. Por ejemplo, la película tiene los típicos sermones y puteos, largos, tendidos y articulados, previos a la muerte de alguien o a que algo grande pase; la principal diferencia es que ahora el director los muestra en otro idioma, hablado por actores que son naturales al mismo por su nacionalidad (alemanes hablando alemán, franceses hablando francés), un detalle que le da una sensación europea a toda la película, algo nuevo para el director gringo enamorado de la cultura de su país. Solo un porcentaje menor de la cinta está en inglés.

Están las heroínas rubias. A diferencia de Hitchcock, que también gustaba de poner fulas como protagonistas en sus películas, las rubias de Tarantino poseen un elemento de urbanidad contemporánea que las hace más creíbles contra las versiones más anticuadas (propias de la época) de su redondo colega inglés, captando un poco más la mentalidad femenina del siglo XXI. En Basterds, las dos rubias con papeles clave dentro de la trama son mostradas tanto con vulnerabilidad (la judía que vio a su familia ser asesinada; la actriz alemana que traicionó a su patria) como con fortaleza (ambas tienen planes para destruir a un enemigo mundial); el destino de ambas al final de la historia, y las consecuencias de sus actos, solo refuerzan este punto.

Otros elementos del “tarantinismo” resaltan de manera curiosa dentro del contexto histórico, aunque ficticio, de la obra: el uso de música de los sesentas y rock; la voz de Samuel L. Jackson (narrando partes del la trama sin decir motherfucker); el fetiche del director con los pies femeninos, deliciosamente manifestado en una escena tipo Cenicienta pero con violencia; el uso de tipografías y colores retro en los títulos y créditos.

Tarantino es un cinéfilo y posee un conocimiento casi académico de todo tipo de películas. En esta, entiendo que parte de su intención era evocar la comicidad teatral que mostraban los actores en todas esas películas de guerra que se hicieron en los 50’s y 60’s, donde los personajes eran exagerados para crear un efecto más dramático en una audiencia más conservadora. Por esta razón en Basterds los nazis son el típico nazi serio y frío, y hasta Hitler y Göebbels son caricaturizados dentro de las cualidades reales de sus figuras históricas. Igual pasa con los ingleses, con sus formalidades e intelectualismos. Así mismo sucede con los gringos, judíos del norte y un sureño con raíces indígenas, que representan en su hablar y manierismos el estereotipo de los americanos de esas regiones de Estados Unidos. Están exagerados a propósito, como un elemento cómico, no es que estén mal actuados. De paso menciono que aunque esta no es la mejor actuación de Brad Pitt, el tipo sigue siendo muy entretenido y demuestra su gusto por elegir papeles extraños y con detalles particulares; en este caso, las cicatrices en el cuello y el hábito cocainómano de su personaje. El show se lo roba el austriaco Christoph Waltz, que llena de carisma al personaje de Hans Landa, el “cazador de judíos”.

Dicho todo esto, solo me resta mencionar los dos elementos que me parecen más valiosos de este nuevo esfuerzo de Tarantino. Primero, el hecho de que al hacer una pieza creativa como una película puedes inventar lo que quieras, por más loco o inverosímil que parezca; si logras crear una idea original (algo cada vez más difícil según pasa el tiempo y aumenta la cantidad de propuestas), y la presentas de una manera en la que tu público se pueda identificar con ella a un nivel humano, entonces has dado en el blanco. Segundo, el noble concepto de que el arte es una herramienta tan poderosa que puede cambiar la historia. A lo largo de la cinta hay referencias a películas de la época, y el desenlace de la trama está vinculado a un cine y a una película en particular. Con estos puntos establecidos, Tarantino muestra su aprecio por el séptimo arte en yuxtaposición a los hechos históricos, y su mensaje final es que el cine es tan poderoso que puede ayudar a cambiar cualquier cosa, inclusive uno de los acontecimientos más horribles de la humanidad.

Creo que casi todas las películas de este director las ha hecho con el apoyo de los hermanos Weinstein, dos productores judíos de Hollywood conocidos por correr riesgos y creer en el talento de los directores. En la escena final de Inglorious Basterds, el personaje de Pitt le dice a uno de los judíos de su equipo, ambos mirando a la cámara, que cada vez va mejorando y que esta tal vez sea su obra maestra. Sin importar a lo que los personajes se referían en la historia, yo me imaginé a Tarantino diciéndole a Harvey Weinstein y a su público que este es, quizás, uno de sus mejores trabajos. Yo, en lo personal, concuerdo.

BASTARDOS SIN GLORIA (2009)





















Título original:
Inglourious Basterds
País: USA
Estreno en USA: 21/08/2009
Estreno en España: 18/09/2009
Productora: Universal Pictures, The Weinstein Company
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Reparto: Brad Pitt, Diane Kruger, Melanie Laurent, Christoph Waltz, Daniel Bruhl, Eli Roth, Samm Levine, B.J. Novak, Til Schweiger, Gedeon Burkhard, Paul Rust, Michael Bacall, Omar Doom, Sylvester Groth, Julie Dreyfus, Jacky Ido, August Diehl, Martin Wuttke, Richard Sammel, Christian Berkel, Sonke Mohring, Michael Fassbender, Mike Myers, Rod Taylor, Denis Menochet, Cloris Leachman, Maggie Cheung, Samuel L. Jackson.